hg-web-9_edited_edited.jpg

NOTICIAS

BLOG

  • Hidrogestión

¿Si construimos contra sismos, por qué no hacerlo contra el agua?

Adalberto Saez - 24 de junio 2021


Chile es uno de los países más sísmicos del mundo y, sin embargo, rara vez se desploma un edificio. Los expertos coinciden en que la clave radica en el uso de materiales y estudios muy especializados que garantizan su estabilidad. Si bien estos encarecen los proyectos, es impensable construir, por lo menos en zonas urbanas, sin atender al cuerpo normativo, por el riesgo que significa para la estructura y, más importante aún, para la vida de las personas.



Tal como la ingeniería ha incorporado nuevas técnicas y estudios para que esa enorme cantidad de energía proveniente de la tierra no se transmita ni sea absorbida por los edificios, así también lo ha hecho para protegerlas del agua, fundamentalmente de las cuencas subterráneas. Estas han sido un importante factor disuasivo para las construcciones de subsuelos, desde la zona central hacia el sur y, principalmente, en la depresión intermedia y zonas costeras.


La presencia de acuíferos subterráneos cuyo nivel estático se encuentra a baja profundidad ha cimentado la idea equivocada de que no es posible construir más profundo en un sector “inundado” o de que es preferible y más económico “ahorrarse el problema”. Sin embargo, esta mirada inmobiliaria ha terminado afectando la planificación urbana de las regiones, derivando en la adquisición de terrenos aledaños a cada conjunto de edificios como plazas de estacionamiento. Actualmente, Chile cuenta con la ingeniería y conocimiento técnico para resolver esta problemática, por lo que el mundo inmobiliario debiera atreverse a ofrecer más y mejores soluciones a las ciudades. Construcciones como el Edificio Paseo Los Héroes de Chillán, de Inmobiliaria Los Héroes; el nuevo Hospital Regional de Ñuble; el Campus Corporativo de Arauco, en Concepción; el proyecto de ampliación del Hotel Enjoy en Puerto Varas; o los malls ViVoCorp y Portal Temuco, son referentes de construcciones que conviven con la napa subterránea, gracias a un adecuado trabajo de ingeniería. Cabe destacar que, un proyecto de evacuación de aguas subterráneas durante el proceso de construcción, a través de pozos que extraen y agotan temporalmente el agua del acuífero para que el terreno esté seco, es adaptable como solución de eficiencia energética en climatización del proyecto inmobiliario, utilizando esos mismos pozos para el desarrollo de sistemas de geotermia de baja entalpía. De esta forma, se aprovecha el potencial energético del agua subterránea y se da un doble uso a la solución de agotamiento que justifique la inversión. Tal como la tecnología antisísmica nos permitió construir torres más altas y seguras, hoy tenemos la opción de transformar un problema y un costo en una oportunidad, con construcciones más profundas que permitan invertir en energía limpia y valorizar el metro cuadrado de territorio con mayor número de subterráneos. Debemos aprovechar las herramientas de modelación y conocimientos que permiten interpretar las características de los acuíferos y su comportamiento, para entregar mejores soluciones a la planificación urbana de nuestras ciudades regionales, como un tema relevante en la descentralización y mayor desarrollo para el futuro de Chile.




#hidrogestion #GestionHidricaParaChile #drenajesubterraneo #agua #aguasubterranea